La Ortodoncia consigue que tus dientes consigan la mejor estética con un encaje perfecto. Gracias a este tratamiento no sólo puedes conseguir una sonrisa estéticamente bonita sino una mejor funcionalidad de tu dentadura y que tu imagen facial resulte en su conjunto más armoniosa y atractiva.

La mayoría de los tratamientos de ortodoncia comienzan con este tipo de aparatología, puesto que el caso más común es la inexistencia de espacio, por ello los dientes salen apiñados. Con este tipo de aparatos, lo que conseguimos básicamente, es hacer expansión para darle cabida a todos los dientes dentro de la arcada. Son aparatos que nos lo podemos quitar y poner fácilmente.
Son ortodoncias más rápidas, y en casi todos los tratamientos han sido utilizadas anteriormente placas removibles de expansión. Esta sólamente las podemos poner y quitar en la consulta dental, puesto que los brákets van pegados a cada uno de los dientes con un pegamento dental.
Hoy en día los avances en este campo nos permiten resolver casos complejos, antes prácticamente inabordables. Esta corrección dental y de bases óseas se realiza mediante unos aparatos que pueden ser fijos o removibles. Actualmente disponemos de aparatos y técnicas estéticas que los hacen casi invisibles