La odontopediatría es aquella parte la odontología que se encarga del cuidado, mantenimiento y prevención de la salud dental del niño desde su infancia hasta su adolescencia, ya que cualquier alteración sin tratar en dientes temporales, puede influir posteriormente en las piezas permanentes. La odontopediatría está dirigida a pacientes de hasta 16 años aproximadamente. Es fundamental llevar a los más pequeños a un dentista infantil, a un dentista para niños, a una clínica dental para niños especializada en odontopediatría, como es nuestro caso.

Los tratamientos más comunes en niños son: Higiene dental: Profilaxis e instrucciones de limpieza (preventivo) Prevención de caries: Sellado de fisuras, fluór (preventivo) Tratamiento de las caries Tratamiento pulpar: pulpotomía, pulpectomía Mantenedores de espacio Estudio de anomalías dentarias
Es necesario que el ortodoncista para niños controle la correcta erupción de los dientes, la colocación del maxilar y la mordida, etc., para evitar complicaciones en el desarrollo de los niños. Con la ortodoncia para niños se corrigen muchos de los problemas más frecuentes que tienen lugar durante el periodo de desarrollo y erupción dental, tanto en dientes de leche como en dientes definitivos. Es fundamental controlar también los dientes de leche para que la erupción de los definitivos sea correcta. Con la ortodoncia para niños se controla la correcta erupción de los dientes, se corrigen problemas de huesos y maxilar, etc. La prevención con ortodoncia para niños es fundamental. Intervenir a tiempo con ortodoncia para niños puede evitar grandes complicaciones en el desarrollo del niño que condicionará su vida y que además supondrán soluciones más complejas y costosas cuando el niño sea mayor y tenga tanto los dientes como la estructura ósea totalmente desarroollada.
Los tratamientos preventivos no son molestos y en los que haya que utilizar anestesia nuestros especialistas conocen las técnicas adecuadas para que estos sean indoloros. Sugerimos a los padres que inicien las visitas cuando el niño es pequeño de esta manera se irá familiarizando y motivará positivamente para los siguientes controles.